Suman… mi historia

Los guiaré…tornare las tinieblas en luz… y no los desampararé.” ( Isaías 42:16)

El tiempo ha pasado desde que realizamos el primer rescate, hace varios años atrás, pero nunca dejamos de asombrarnos del amor, la guía y la protección de Dios a favor nuestro en esta labor tan demandante y arriesgada, pero a la vez tan gratificante.

En forma especial quisiéramos agradecer a nuestros misioneros en India quienes estuvieron al frente de esta operación en la cual se lograron rescatar cuatro niñas, las cuales habían sido raptadas y estaban en manos de la mafia en Nepal, cerca de la frontera con India. Después de una gestión con la policía de Nepal se logró reubicar con sus padres a tres de las niñas, que eran hermanas, los cuales con alegría las volvieron a recibir, cosa no habitual, por lo menos en nuestra experiencia. En cuanto a la otra niña, se ubicaron también a sus padres pero estos prefirieron que “Puente de Amor India” tomara cuidado de ella. En palabras de los propios padres …“siempre has sido nuestro sueño que nuestra hija pueda estudiar y recibir los cuidados que nosotros no hemos podido darle, además que acá está en constante riesgo”. Fue así que la propia mamá la acompañó hasta nuestra casa de acogida en India, donde la dejó a nuestro cuidado. Su nombre es Suman.

Y pensar que si el Señor no nos hubiera enviado a estas niñas a tiempo, ahora podrían estar siendo usadas como esclavas sexuales y la libertad sería sólo un sueño para ellas. Pero aun hay muchas más niñas menores de edad que ayudar a ser libres y entregarles una nueva vida, pero sobre todo el Evangelio. Sigamos juntos adelante.

Tambien queremos contarles que comenzamos una nueva obra misionera en la ciudad de Richikesh a orillas del rio Ganges en el norte del país. Dios ha sido fiel y se ha manifestado con poder y como resultado una familia completa vino al Señor y fueron ya bautizados.

Gracias a todos por su apoyo y oración para que esto siga siendo una realidad. Dios les bendiga.

En Cristo:
Tomás y Simón Mora Lamperein